Cercano, lejano, árido, fértil...

Miguel Torralbo

Altivez


En la mirada de alguien se puede ver quien fue, esa mirada habla más allá de lo que se puede ver a simple vista.

Miguel Torralbo













Con las alas atadas

Mira desde el espejo del hombre la razón,
el corazón virado como una cuerda escapa.
Bajo mi capa, el llanto secreto custodiado,
de miedo amenazado por congelados fuegos.

Mis arpas se desploman, profetizan incendios,
calores cerebrales como la carne espuma,
siento mi forma en ti cavar a toda prisa
una mirada negra, una música rota,
una nota emigrada, un pentagrama, un ángel
acostado en el lado derecho de tu ser.

Mientras finges dormir, haré como la luna,
congelaré las aves que habitan en las almas,
vagabundas miedosas con las alas atadas.

Enfero Carulo

El centinela

Posted by Picasa

Dorsal



Esta es la estructura que hace volar a estos maravillosos insectos.

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/

Al acecho



muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/
Posted by Picasa

Máquina voladora


Descansando al sol tras una dura jornada.

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/


Nombres que vuelan

La Tierra tiene nombres
tamborileando eternos.
Su memoria ancestral,
consumida por tiempo,
territorio y temblores,
aterra o atenaza.
Como insectos que zumban,
los nombres persistentes,
jalean tentadores,
en la mente, en los cintos.
Nombres; redoblan nombres
tejiendo su secreto.
Tentáculos silentes,
tenebrosos intentos
de darle vida al parto.
Tam, tam, tam, tam, tam, tam,
tam, tam, tam, tam, tam, tam,
tam, tam, tam, tam, tam, tam...

Posted by Picasa
Enfero Carulo

shhhhhhh


Ella duerme.

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/



Memoria de mariposas marinas


Todavía el recuerdo, susurro de sirenas,
viene como los mares de lejos tormentosos
aireando las olas, simientes de sosiego,
trémulas mariposas marinas murmurando.
Aún es la tristeza aquello que acontece
cuando el día se cierne sobre las naves ciertas,
abriendo sus cubiertas e incinerando todo,
lo encerrado, lo oscuro, la trampa, la celada.
Ahora siento angustia y ya no me es ajena
esta vorágine azul desatada en mis ropas
manchadas por afrentas (lo digo en serio, créeme).
Multitud convertida en nefando delirio.


Enfero Carulo
Posted by Picasa

flores amarillas con mariposa blanca




muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/
Posted by Picasa

qué miras?

Posted by Picasa

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/

que no me vean


Soy pequeñito y no quiero que me coman.
Si me quedo quieto nadie me verá.

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/
Posted by Picasa

eeoooo


¿Hay alguien?

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/
Posted by Picasa

uf, uf, uf


Deprisa, que llega el otoño.

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/
Posted by Picasa

el ocaso de la libélula



El Río Verde se ha secado.
Uno de tantos. Uno más.
muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/
Posted by Picasa


Por lo que podemos observar tenemos asegurado que el próximo año habrá libélulas otra vez. Nuestra enhorabuena a los futuros papás.
muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/
Posted by Picasa

entre naranjos



Esto es lo me he encontrado esta tarde paseando por la huerta. Entre naranjos, claro.
muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/ Posted by Picasa

la bella durmiente


A este mozuelo, o mozuela, me lo encontré, qué casualidad, junto al río Danubio.
Dormía con profunda placidez y tuve la precaución de no usar flash para no despertarle.
Delicado que es uno con las criaturitas de la naturaleza, que tienen también derecho a su merecido descanso.

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/
Posted by Picasa

entre hinojos


Paseando por el río Xúquer encontré este simpático animalillo que impertubable se dejó afotar sin ofrecer resistencia.
No sé cómo se llama, y ahora ya es tarde para preguntárselo.

muftillo
http://www.flickr.com/photos/muftillo/

El afán de ser pequeño o leve



Posted by Picasa

Por un mundo, una mirada

Posted by Picasa




Posted by Picasa

Tras esta intimidad, todo es espuma


Posted by Picasa

Perversos disfrazados





Perversos disfrazados

Están en todas partes,
acechan como histéricas beodas
aguardando los pastos de tu carne
y aparentan ser niños virginales
recogiendo los pétalos de flores
que cayeron por frágiles senderos.

Está claro que debes sospechar
de los dioses que llevan alas negras
y arrastran con su estela la falacia,
de aquellos que se quieren en exceso,
del mago al que el cristal se le hizo liebre
quebrando la chistera en el camino.

Aguardan pertinaces
el momento de un acto hecho de fugas
o la hora en que llegues desde el fondo
para entrar de cabeza en tu amargura
y dejarte bien claro que ellos mandan
en soberbia infinita sobre el mundo.

Y no puedes hacer contra esos niños
otra cosa que hablarles en susurros,
porque el resto del orbe se prepara
ante cada palabra que despides
con espada y escudo por si duele
algún grito que salga desde el alma.

Los descubro entre atónitos suspiros,
sorprendiéndome aún a cada instante;
cuanto más los conozco, más me asombra
que vivan la impostura como vida
perdiendo su existencia en esa pauta
sabiendo que también son una víctima.

Pues parte del calvario de ser fiero
lo sufre quien adentro tiene bestias.

Enfero Carulo Posted by Picasa




Posted by Picasa