Miyó Vestrini y Enfero Carulo





Los paredones de primavera

No enseñaré a mi hijo a trabajar la tierra
ni a oler la espiga
ni a cantar himnos.
Sabrá que no hay arroyos cristalinos
ni agua clara que beber.
Su mundo será de aguaceros infernales
y planicies oscuras.

De gritos y gemidos.
de sequedad en los ojos y la garganta.
de martirizados cuerpos que ya no podrán verlo ni oírlo.
Sabrá que no es bueno oír las voces de quienes exaltan el color del cielo.

Lo llevaré a Hiroshima. A Seveso. A Dachau.
Su piel caerá pedazo a pedazo frente al horror
y escuchará con pena el pájaro que canta,

la risa de los soldados
los escuadrones de la muerte
los paredones en primavera.

Tendrá la memoria que no tuvimos
y creerá en la violencia
de los que no creen en nada.

De Todos los poemas, Monteávila Editores,1994

Imagen de Enfero Carulo

¿Felices Fiestas?

CRUZAR AL LADO OSCURO






No sólo te inventé, también te quise
volando por tu piel como un insecto;
yo era un muro capaz de violentarte
y así lo demostrabas, con desprecio.

Desde un beso pasaste hasta el hastío
y el hastío tornado en delirante
sistema de matar, te volvió loco.

Mataste nuestra historia, nuestros nombres,
nuestro modo de hacer mieles, pasiones,
cruzaste al lado oscuro sin aviso
sembrado de odio y rabia permanente.

Como un triste asesino te movías
en razones absurdas inventadas…
la víctima primera eras tú mismo,
malherido ante el cambio de tu centro.

La catarsis cerró tu antigua vida
y la mía, creyéndote importante.
En esta confusión te di mi aliento
errando, pues segaste mi existencia.



Poema e imagen de Enfero Carulo

A todas esas mujeres que han sufrido abandono, insultos, crímenes, violencia..., porque todos tenemos la obligación de dejar constancia de nuestro tiempo y de alzar la voz para denunciar la injusticia.

Poesía concreta


Pincha la imagen para ver el poema concreto con su forma en movimiento.




La poesía concreta surge en la década de 1950 y sus intereses pasan por la experimentación con la materialidad del lenguaje.
En 1954, el poeta boliviano-suizo Eugen Gomringer definía sus principios en el manifiesto Vom Vers zur Konstellationen (Del Verso a la Constelación).
Gomringer promovía el ideal de una poesía universal, común para todos los hombres. Este tipo de manifestaciones se caracterizaban por ser simples, fácilmente comunicables, no miméticas, por jugar con las posibilidades  combinatorias propia del lenguaje, por ignorar la gramática y sintaxis convencionales y por promover un cambio en los hábitos de la lectura.
El concretismo paulista del grupo Noigrandes, conformado por Decio Pignatari y los hermanos Augusto y Haroldo de Campos, acentuaba a su vez la triple dimensión verbal, visual y sonora de los signos (su verbivocovisualidad) realizando particulares diseños de poesía.
Para ellos, el poema no debía limitarse solamente a poseer una particular diagramación o a innovar a nivel tipográfico sino que debía constituirse a partir de estos procedimientos, en una suerte de ideograma.


Fuente: http://www.findelmundo.com.ar/belengache/pvisual.htm

Encontrarme en ti




Secretamente sé que me amas siempre
aunque me hables de amor como si fueras
ciego, pájaro herido.

Eres Marte triunfante,
tu intención no es perversa y sin embargo
me magullas el alma y su estructura.

Pero trato de amarte hasta el olvido
y me pierdo en mi nombre mientras busco
encontrarme en el tuyo absurdamente.

*Poema e imagen de Enfero Carulo

Edward Weston


Con el permiso de moonlightnoir.

Traigo esta joya de video-fotografía dedicada a Weston porque aunque ya lo vimos, es un fotógrafo de referencia que todo artista visual debería tener en su cabecera.
La música redondea la pieza. Si alguien puede identificar quién canta, agradecería el apunte...

A vuestra salud.

;-)

A veces la distancia


A veces la distancia parece una cuchara
que atrapara con calma bocados de paciencia,
la sutil diferencia es que a veces dispara
y lo que era concreto se torna inconsistencia.

Por eso desde lejos te diseño sin tara
peinado y en la cara dispuesta la decencia,
no sé si es tolerancia, quizá condescendencia
que siempre mi tendencia, a ti te dé otra vara.

Si quiero imaginarte como ángel sin recelos
te sitúo en los cielos con mi creatividad
y te quito la rabia y elimino tus celos.

Pero no dejaría de ser la realidad
que tú has sido el causante de todos mis desvelos
destrozando mi vida con tu animalidad.

Poema e imagen de Enfero Carulo

Miroslav Tichy y el Síndrome de Diógenes





En una época en donde el arte llena insípidas galerías rellenas con café y amiguismos inescrupulosos con lengua de almíbar, bien vale la pena recordar a aquellos artistas que, alejados y ninguneados por diversos motivos de los fenómenos masivos o contemporáneos, no lograron la fama que quizás se merecieron en algún momento.

Con un perfil realmente introvertido y de gustos curiosos, el checo Miroslav Tichý fue durante años un artista extraño, de esos que no se ven en todas partes ni todos los días. Considerado como un loco y marginado en muchos casos por su propia voluntad tras años de sistemáticos abusos políticos y clínicos, logró cultivar con absoluta autosuficiencia una obra fotográfica que si bien guarda cierta distancia con lo que se podría denominar actualmente como algo de gran factura técnica, no deja de ser curioso e interesante, especialmente tras haberse dedicado por más de 30 años a retratar de manera compulsiva y a escondidas a mujeres locales con cámaras realmente artesanales.

El amiguito Miroslav Tichý se encargó por años de diseñar y construir sus propias cámaras fotográficas usando desechos que sacaba de la basura como un real vagabundo o un enfermo con el síndrome de Diógenes. De esta manera, se dedicaba a capturar con su lente a algunas mujeres que se encontraba por ahí en la calle, desatando su más profundo e íntimo espíritu voyerista dentro de una sociedad que lo rechazaba por su aspecto desaliñado y le prohibía sus provocativas propuestas conceptuales en el mundo de la pintura, donde al parecer tenía un talento superlativo.

Sin embargo, y a pesar de tener algunos conocimientos obtenidos en la Academia de Bellas Artes de Praga, Tichý no estaba ni ahí con el paradójico éxito, las materialidades absurdas que configuraban el mundo real ni con la asquerosa burguesía artística de la época, menos con el tener que adaptarse a las reglas establecidas que le dictaban después de los años 50. Es por eso mismo que a través de su ingenioso trabajo intentó no sólo ir contra la corriente en aspectos estéticos e intelectuales, sino que también explorar esa belleza femenina casual e inadvertida que no todos logran capturar en la vida cotidiana. Convertido en un objeto de burlas y abusos durante décadas, actualmente su trabajo se ha expuesto en galerías de Berlín, Zúrich y Nueva York, siendo sus fotografías cotizadas en muchos casos en más de 9.000 dólares cada una, mientras que Tichý sigue viviendo en una humilde morada en Kyjov a sus 82 años, se comunica con muy pocas personas y rechaza el dinero de las muestras.


Fuente: http://www.revistasebo.com

Xavi Fuentes y Cristina Maya



Fotografías: Xavi Fuentes


Poema: El regreso, de Cristina Maya

He regresado de la ausencia,
me detuvo en el largo camino
la estación de la muerte.
Viajaban trenes imposibles,
transeúntes anónimos,
laberintos oscuros.
No sé en qué estancia
donde todas las voces se diluyen,
tuve sentido del silencio.
Olvidé mis palabras,
alejé los recuerdos
y anduve sola y desterrada.
no hubo espejo dónde reflejar
mi imagen
lugar alguno dónde asir la nostalgia.
Sólo un abismo innumerable
donde el tiempo ahondaba
cada vez mi vacío.
Quedé anclada en las horas,
aferrada al momento.
Perdida de mí misma,
me busqué en la memoria.
Fui así reconstruyendo
a fragmentos mi imagen
y descubrí el espejo
en mi propia conciencia.

*Cristina Maya
Poeta colombiana nacida en Bogotá en 1951. Heredó de su padre, Rafael Maya, la vocación literaria. Recibió su Licenciatura en Filosofía y Letras, desempeñándose desde entonces como catedrática universitaria en el campo de literatura colombiana, hispanoamericana, cultura griega y latina. Su poesía está llena de gran sensualidad y ensoñación. Ha publicado varias obras entre las que se destaca «De pie sobre la vida».

Budapest, SÁNDOR WEÖRES

Puente de las Cadenas, auténtico emblema de la ciudad, que une Buda y Pest




Parlamento de Budapest, domina el Danubio y desde él se puede divisar la impresionante Buda



Patio interior lleno de flores que enaltece la decadencia de esta impactante ciudad



Bastión de los pescadores, la mirada más nostálgica desde una elevación
Posted by Picasa



Tema con variaciones


Hoy es un día bello, todo un resplandor, los perros corretean por el borde de la fosa, todo el mundo está pasando espléndidamente el tiempo y suenan canciones hasta en la radiopatrulla.

Hoy es un resplandor bello, todo un tiempo, los bordes de la fosa perretean en el corretear, el día está pasando con canciones a todo el mundo y una radiopatrulla esplende hasta en el sonido.

Hoy es un corretear bello, todo un todo el mundo, los bordes de la fosa resplandecen sobre los perros, el tiempo está pasando espléndidamente el día y las canciones de la radiopatrulla están hasta en el sonido.

Hoy es un perro bello, todo un corretear, una radiopatrulla está cantando de paso, todo el mundo esplende sonando por el borde de la fosa y el tiempo resplandece hasta desde el día.

Hoy es un borde de la fosa bello, toda una canción, un sonido espléndido desde los perros y todo el mundo está pasando el día en la radiopatrulla, hasta el tiempo corretea con resplandor.

Hoy es un todo el mundo bello, todo espléndido, la radio patrulla corretea por el borde de la fosa y los perros resplandecen con sonidos hacia el tiempo, hasta el día está pasando con canciones.

Hoy es un espléndido bello, todo un sonido, corretear por el día de los bordes de la fosa, una radiopatrulla atempada resplandece sobre los perros. hasta todo el mundo canta sobre el pasar

Hoy es un pasar bello, todo un perro, una canción resplandeciente en el día, todo el mundo temporizando espléndidamente en la radiopatrulla, hasta el corretear está bordeando la fosa con sonidos.

Hoy es un tiempo bello, toda una radiopatrulla, un sonido espléndido en el corretear y todo el mundo está pasando perros en el borde de la fosa, hasta la canción diareia en resplandor .

Hoy es una radiopatrulla bella, todo un pasar, resplandece sobre el día espléndido y bordes de fosas perrunas suenan al corretear, hasta el tiempo todomundea cantando.

Hoy es una canción bella, todo un borde de la fosa, perros están esplendiendo sobre el pasar y correteando con sonidos resplandece todo el mundo, hasta el tiempo del día está en la radiopatrulla.

Hoy es un sonido bello, todo un día, la canción corretea por el borde de la fosa, una espléndida radiopatrulla resplandece en el tiempo y todo el mundo está perreteando hasta en el pasar.

SÁNDOR WEÖRES (1)
Traducido por Rodrigo Escobar Holguín y Vera Székács(2)

Nació en Szombathely, en 1913. Murió en 1989 en Budapest. Su vocación poética se manifestó casi desde la cuna. Ya al final de la adolescencia, sus poemas eran publicados en Nyugat, la revista más importante de Hungría, editada por el poeta Mihály Babits. Comenzó estudios de Derecho en 1933, luego hizo año y medio de estudios de Historia y Geografía, y se doctoró en Filosofía y Letras en 1939, con una tesis sobre el nacimiento del poema.
Su primer libro de poemas, Hideg uan (Hace frío) fue publicado en 1934. Trabajó como bibliotecario en Pécs, y luego en Székes- fehérvár y Budapest, pero perdió el puesto meses después de que el partido comunista accediera al gobierno. Se le impidió publicar su poesía desde 1949 hasta 1956; vivió de sus traducciones.
Hondamente interesado en las culturas orientales, logró traducciones de clásicos como el Gitagovinda, reconocibles por su forma rítmica por los hablantes nativos. Como traductor de poesía fue invitado a Ucrania y a Georgia. Premio Baumgarten en 1936, Premio Kossuth en 1970. Publicó cerca de 40 libros, de poemas la mayoría.
Una profunda actitud de asombro y voluntad de experimentación ante el lenguaje y sus posibilidades expresivas, y una constante búsqueda de lo esencial de la condición humana y de las raíces de la cultura, llevaron a Weöres a crear una poesía honda, original y diversa. Capaz de una compasión sin fronteras, pudo ponerse en el lugar de variados personajes de la realidad y de su rica imaginación, oír las palabras que ellos pronunciaban, y traerlas de vuelta a su obra. En ella se recogen, no sólo las perennes inquietudes de los poetas de todo tiempo, sino sus propias vivencias históricas, las emociones de su contemporaneidad, transfiguradas y trascendidas.

(2) Las poesías pertenecen al libro EL REVERSO DE LA LUZ, Cuatro Poetas Húngaros, editado por la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá, Editorial Orpheusz, Budapest.

Fuente: http://www.enfocarte.com/2.13/magyar/weores.html

Silvina Ocampo






LOS OJOS

Como Casandra yo escuché tu paso
en las baldosas de la galería.
Como ella, adivinaba yo en los días
y en la voz recurrente del ocaso
lo que ocultabas y conozco tanto.
Ciega, sola, atenta penetré
en tu velado reino y consagré
bajo sus plantas, al rencor, mi espanto.

Transformabas el mundo en un desierto.
Como a Casandra no quisiste oírme.
Pensando junto al río sólo en irme,
en la noche incesante busqué el puerto.
Al ver los astros, con aristas, rojos,
sabía que el infierno era mirarte
y volver a tu lado y no olvidarte.
¡Ah, por qué no quemé más bien mis ojos!

¡Vanas son las mentiras y las guerras!
Nuestros ojos traicionan nuestra cara;
la vuelven transparente, fría y clara
como el agua en la orilla de las tierras.
No me perdonarás de haber llorado:
no me lo perdonabas, yo tampoco.
Tus noches y tus días los evoco.
¡Por qué con tanto amor me has engañadol

Símbolos tiene la desesperanza,
propiedades antiguas y suntuosas,
A veces tiene cosas muy preciosas.
Como la muerte, siempre nos alcanza.
Con el rostro de piedra, de la ira,
por tu amor me acerqué a sus pabellones.
Ah, fue triste en los pérfidos frontones
de sus oscuras torres tu mentira.

Vi que en su primavera con glicinas,
la languidez secreta de las ramas,
las canciones del mirlo, las retamas,
la vegetal constancia que germina,
urden una ávida y común tortura
a ejemplo de esos ramos en la muerte
que simbolizan con un lujo inerte
la soledad, el polvo, la locura.

Vi al pie de las columnas los despojos
de las fiestas en sueño, de la aurora;
te seguí paso a paso, hora por hora,
más que tu sombra guiada por tus ojos.
Oscuros en tu cuarto me rodeaban
los muebles habituales: los abismos
labraban en desorden cataclismos
mientras las furias su clamor callaban.

En los iridiscentes labios rojos
de alguna flor resplandecía el alma
del céfiro purísimo en su calma:
mas yo estaba cegada por tus ojos.
La llanura, la nieve o la montaña
me recibía reconciliadora:
y persistía entre árboles sonora
la dicha exigua que la duda empaña.

Vi caras, muchas caras previsibles;
todos mis diálogos fueron falaces;
escuché de las voces los compases
sin oír las palabras más sensibles;
proyecté formas de mi destrucción.
En las ciudades, en la calle sucia,
en los sórdidos parques, sin astucia
llegué al infierno con obstinación.

Como alas nacen del cansancio arrojos
busqué por todas partes el horror,
el desencanto pacificador
como los santos porque vi tus ojos.
Y conseguí morir perfectamente
sin ningún esplendor como soñaba
sola en el iris gris que me aterraba
viendo tus ojos incesantemente.


*Poeta argentina nacida en Buenos Aires en 1903.
Desde pequeña estudió pintura y mostró inclinación por la poesía, gracias a la marcada tradición cultural de su familia y a la trayectoria de su hermana Victoria Ocampo quien la vinculó al mundo literario.
Por conducto de Jorge Luis Borges con quien la unió una gran amistad, conoció a su marido,
el escritor Adolfo Bioy Casares.
A su primera publicación poética, «Enumeración de la patria» en 1942, le siguieron «Espacios métricos» en 1945, «Poemas de amor desesperado» en 1949 y «Los nombres» en1953. Incursionó con mucho éxito en el cuento, la novela y la literatura fantástica, regresando a la poesía en 1962 con «Lo amargo por dulce» y en 1972 con «Amarillo celeste». Luego publicó «Árboles de Buenos Aires» en 1979 y su antología, «Las reglas del secreto» en 1991.
Obtuvo numerosos premios nacionales entre los que se destacan el Gran Premio Nacional de Literatura en dos ocasiones, el Premio Nacional de Poesía, la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores y varios galardones municipales.
www.amediavoz.com

Jan Saudek .Chemical brothers.








Fotógrafo checo nacido en 1935. Grotesco y decadente, Jan Saudek presenta su fotografía fuera de estereotipos.
Lo que intenta es “capturar todas las cosas que conozco y amo, pero sobre todo me gustaría dejar una huella del tiempo en que he vivido”.

Fotopoema para Mario Benedetti en su homenaje




CURRICULUM

El cuento es muy sencillo
usted nace
contempla atribulado
el rojo azul del cielo
el pájaro que emigra
el torpe escarabajo
que su zapato aplastará
valiente

usted sufre
reclama por comida
y por costumbre
por obligación
llora limpio de culpas
extenuado
hasta que el sueño lo descalifica

usted ama
se transfigura y ama
por una eternidad tan provisoria
que hasta el orgullo se le vuelve tierno
y el corazón profético
se convierte en escombros

usted aprende
y usa lo aprendido
para volverse lentamente sabio
para saber que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo
y siempre siempre
un lío

entonces
usted muere.

Fotopoemas, Juan Gelman



Oración de un desocupado


Padre,
desde los cielos bájate, he olvidado
las oraciones que me enseñó la abuela,
pobrecita, ella reposa ahora,
no tiene que lavar, limpiar, no tiene
que preocuparse andando el día por la ropa,
no tiene que velar la noche, pena y pena,
rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.

Desde los cielos bájate, si estás, bájate entonces,
que me muero de hambre en esta esquina,
que no sé de qué sirve haber nacido,
que me miro las manos rechazadas,
que no hay trabajo, no hay,
bájate un poco, contempla
esto que soy, este zapato roto,
esta angustia, este estómago vacío,
esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre
cavándome la carne,
este dormir así,
bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguido
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
tócame el alma, mírame
el corazón,
yo no robé, no asesiné, fui niño
y en cambio me golpean y golpean,
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
si estás, que busco
resignación en mí y no tengo y voy
a agarrarme la rabia y a afilarla
para pegar y voy
a gritar a sangre en cuello
por que no puedo más, tengo riñones
y soy un hombre,
bájate, qué han hecho
de tu criatura, Padre?
un animal furioso
que mastica la piedra de la calle?

de "Violín y otras cuestiones"






HOMBRES NECIOS QUE ACUSÁIS...

Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si la incitáis al mal?

Cambatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco
el niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Thais,
y en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo,
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?

Con el favor y desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por crüel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues como ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?

Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada,
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.

SOR JUANA INÉS DE LA CRUZ

Magnum, Swayzak



Muchos de vosotros conoceréis varias de las fotografías que llegan en este vídeo por que son por ejemplo "las imágenes de la Guerra Civil Española", o por ser "la fotografía más cotizada en el S.XXI", o por...
Este video viene acompañado de una excelente música. Para degustar varias veces.

Sombrero

Recital Poético Audiovisual Asociación Cultural AUCA de las Letras






RECITAL POÉTICO AUDIOVISUAL
presentando su Revista AUCA nº 15
Con la participación del artista alicantino
Remigio Soler.
LUGAR. Instituto Juan Gil Albert Casa Bardín.
C/San Fernando nº 44
ALICANTE
FECHA: 2 de Abril de 2009
HORA: 20 h.
Contaremos con la presencia de Remigio Soler, creador de la portada de este número y también de la escultura del frontal, que será entrevistado por Manuel Parra Pozuelo, tras la puesta en escena de una composición audiovisual basada en el artista alicantino que ha realizado Julia Díaz Climent.
La Poesía estará presente en un recital de la mano y en la voz de los poetas que han escrito poemas en este número.
Cerrará el evento la actuación musical del cantautor alicantino José Gisbert.
Asociación Cultural Auca de las Letras

Samuel Beckett







POR AHÍ

por ahí
un grito lejano
para alguien
tan pequeño
bellos narcisos
luego marzo

luego ahí
luego ahí

entonces desde ahí
narcisos
otra vez
luego marzo
otra vez
para alguien
tan pequeño

Escrito en 1976

Versión de Jenaro Talens

Shirin Neshat




Impresionantes fotografías de la fotógrafa iraní.

Nacida en Irán en 1957, Shirin Neshat se dio a conocer a principios de los noventa con la serie de fotografías Women of Allah, pero su consagración definitiva la alcanzó con los vídeos Turbulent, Rapture y Fervor. En los últimos años, su obra se ha visto en los grandes museos del mundo. Shirin Neshat vive en Nueva York y trabaja habitualmente en lugares como Turquía y Marruecos.

Elsa López


De: "Al final del agua"1993:

Cuando al caer la tarde reconozca tus huellas
en un rastro lejano de añiles putrefactos,
sabré que me has amado
y te has muerto en mis brazos
al final de la ruta de las aves del mundo.
Allí, al final del agua,

donde se pierde el aire y mi pecho sin nubes,
allí donde termina tu amor y mi horizonte.

*

Poeta, prosista y novelista española nacida en Santa Isabel de Fernando Poó, Guinea Ecuatorial, en 1943.
Doctora en Filosofía Pura, Antropóloga y Catedrática de Filosofía, ha ejercido la docencia desde 1965. Ha sido Presidenta de la Sección de Literatura del Ateneo de Madrid, organizadora y miembro del grupo poético literario La Ortiga, fundadora y directora de Ediciones La Palma en Madrid y organizadora y coordinadora para el Gobierno de Canarias de los proyectos.
Actualmente es directora de la Fundación Antonio Gala.
Su producción poética se inició con el poemario «El viento y las adelfas» en 1973, al que siguieron «Inevitable Océano» en 1982, «Penumbra» en 1985, «Del amor imperfecto» Premio Internacional de Poesía “Ciudad de Melilla” en 1987, «La Fajana Oscura», Premio Internacional de Poesía “Rosa de Damasco” en 1989, «Cementerio de elefantes» en 1992, «Al final del agua» en 1993, «Tránsito» en 1995, «Mar de amores» XII Premio Nacional de Poesía “José Hierro” en 2002 y finalmente «Quince poemas de amor adolescente» en 2003.

César Vallejo



Poema desnudo en barro

Como horribles batracios a la atmósfera,
suben visajes lúgubres al labio.
Por el Sahara azul de la Sustancia
camina un verso gris, un dromedario.
Fosforece un mohín de sueños crueles.
Y el ciego que murió lleno de voces
de nieve. Y madrugar, poeta, nómada,
al crudísimo día de ser hombre.
Las Horas van febriles, y en los ángulos
abortan rubios siglos de ventura.
¡Quién tira tanto el hilo: quién descuelga
sin piedad nuestros nervios,
cordeles ya gastados, a la tumba!
¡Amor! Y tú también. Pedradas negras
se engendran en tu máscara y la rompen.
¡La tumba es todavía
un sexo de mujer que atrae al hombre!

Gabriel Celaya




CERCA Y LEJOS

Más allá del pecado,
indecible, te adoro,
y al buscar mis palabras
sólo encuentro unos besos.

En el pecho, en la nuca,
te quiero.
En el cáliz secreto,
te quiero.

donde tu vientre es combo,
fugitiva tu espalda,
oloroso tu cuerpo,
te quiero.