Poema de Susana March

                      Imagen de Enfero Carulo. Modelo Clara Ferreres

Umbral

Cándidamente azul. Aún no he nacido.
Ciñe el aire mis muslos. Soy de aire.
El mar me sabe. Sal, vela y espuma.
dibujan mi contorno en el paisaje.

Me traspasa la luz. No me conozco.
Soy apenas un soplo de la tarde.
El sexo yace en paz, el alma duerme,
no tengo voz y Dios está distante.

Navego por los cielos castamente
con las alas al viento como un ángel.
Pequeña llama, apenas un chispazo.
mi corazón no existe, pero arde.

3 comentarios:

carlos guerrero dijo...

Sensacional.
Un beso

Enfero Carulo dijo...

Gracias Ricardo, igualmente. Un abrazo.

Enfero Carulo dijo...

¡¡Carlos!! Años sin verte y ahora no sabes cuánto me alegra reencontrarte. Tráete un poemilla a este espacio si te apetece. Un besote.